Crónicas de las Aventuras de Rol en el mundo de Poniente, creado por
George R. R. Martin, con el juego Canción de Hielo y Fuego Juego de Rol.

martes, 13 de abril de 2010

Que hable ahora o calle para siempre...

Bueno, pues tras mucho curro y vicios a otras cosas, vuelvo con el blog y Canción de Hielo y Fuego. Estamos jugando una aventura colgada por ahí (no la busquéis capullos – a mis PJ-) que ya diré donde, que aparte de parecerme que estaba muy bien, encajaba perfectamente, ya que mis PJ son del Norte. En fin, que aquí va el resumen de la primera parte de la última aventura jugada:

Lord Elkard hace llamar a sus hijos y a su hermano, su Maestre le asiste, así como su mujer y su castellano, Robert Pannenford. –“Lord Eddard me mandó un misiva, quiere casar a Edgar, si yo y tú (señala con la cabeza a Edgar) estamos de acuerdo, le esposa sería la hija pequeña de Lord Medger Cerwyn. Y así quiere emparentar a dos de sus familias “favoritas y fieles” por encima de otras.”-, debido a la pausa de Elkard, Pannenford toma la palabra –“La doncella Jane Cerwyn, hija de veinte años de Lord Medger Cerwyn de Castillo Cerwyn, abanderado de Invernalia. No es preciosa pero si un buen partido, Edgar, debido al poder de la Casa Cerwyn. Y tiene más pretendientes, has de tenerlo en cuenta.”-

Las hermanas de Edgar comienzan a intentar disuadir a su padre, hay mucha diferencia de edad y Elkard siempre ha defendido la elección libre de pretendientes para sus hijos, dice Nadine. –“En cualquier caso, no te voy a obligar a nada hijo mío, haz lo que te dicte el corazón, pero entendedme, es una carta del mismísimo Lord Eddard”-, contesta Elkard. Edgard que hasta ese momento había estado callado y cabizbajo, alza la vista y mira firmemente a su padre: -“Haré lo que deba, padre, pero iré y conoceré a la joven, y si es en beneficio de mi familia me casaré. Por mi deseo, por el de mi padre y por el de Lord Eddard”-. Elkard sonríe no sin cierta pesadumbre, -“Igor, prepara a un grupo de guardias, para el viaje, elige los cinco mejores (tú entre ellos) para ir con la comitiva principal, Edgar, Nadine y Elisabeth, quizá sería bueno que os acompañara Quentyn, cualquier ayuda puede ser determinante”-, el Maestre asiente y sonríe. –“Que mañana parta una comitiva con regalos, caballos de refresco y guardias, prepáralo todo Robert”-

El siguiente día parten varios guardias con caballos de refresco y una carretilla llena de regalos para los Cerwyn. Dos días después, los tres hermanos, Edgar, Nadine y Elisabeth, junto con su tío Igor y el Maestre Quentyn, todos ellos protegidos por cinco guardias salen de Rocanegra.

Mientras atraviesan las montañas de su familia, y luego descienden a las tierras de pasto de los Pennington, el Maestre informa a los hermanos sobre lo que sabe de los Cerwyn: -“Castillo Cerwyn se encuentra a medio día a caballo desde Invernalia hacia el sur. La casa es gobernada por Lord Medger, que tiene tres hijos. Su heredero, Cley, de 14 años, y una hija mayor soltera, Jonelle, y Jane de 20 años, la que puede ser vuestra prometida, lord Edgar. Su escudo es un hacha de batalla argén sobre sable y su lema Afilado y Preparado”. A esto ritmo, una vez dejemos atrás las montañas y crucemos el Bosque de los Lobos, llegaremos como en poco más de una semana”.

Así, contando con la sabiduría de Quentyn y su buen tino, tras 7 días de tranquilo viaje, durmiendo en posadas y hospederías de mala calidad, y sólo un par de noches al raso, ven a lo lejos la monolítica estructura de Invernalia. Todos comentan lo impresionante que es, y a todos de una manera u otra les gustaría visitarla. Pero no llega ni a medio día, y si pasan de largo y cabalgan rápido, el día siguiente poco después de comer, pueden llegar a Castillo Cerwyn, que a fin de cuentas es su verdadero objetivo.

Cabalgan tranquilos, dejaron Invernalia hace tres hora atrás, el frío atardecer se lleva es sol por el oeste, cuando frente a ellos ven una, cuando menos, extraña escena. Una recua de cuatro mulas bloquea el camino, la que iba en cabeza chilla en el suelo con una pata quebrada, y tres hombres discuten junto a las mulas mientras intentan controlarlas. A unos cincuenta metros dos tipos a caballo (Maese Bulón y Fausto) esperan impacientes junto a otro caballo. Un tipo pelirrojo (Girbelín) será quien hable frente a las mulas mientras que su compañero, arco en mano (Alwyn) vigila tras la recua. El tercero (Damián), que estaba desatando los fardos de la mula herida, agarra su lanza nervioso.

Tan variopinto grupo saluda respetuosamente inclinando la cabeza, Igor les pregunta sin necesitan ayuda, pero los extraños niegan otra vez inclinando la cabeza.

Igor y el Maestre Quentyn miran dos veces al arquero que oculta su cara tras su calada capucha, pero ni eso es suficiente, ambos reconocen a Alwyn, un buscaproblemas al que los Northwood expulsaron de sus tierras tras verse implicado en unos robos de ganado, hace como año y medio.

El nervioso arquero termina llamando la atención de todo el grupo de los Northwood, y los guardias y el capitán Igor preparan las armas acercándose más. Incluso Edgar y Nadine echan mano a la empuñadura.

El arquero, Alwyn, nervioso decide sacar una flecha y cargar el arco, todo su grupo responde como un resorte y se preparan para la lucha. Girbeín, el pelirrojo, intenta asaltar y tirar del caballo a un guardia, y lo consigue, intenta subir pero se queda a medias subiendo. Alwyn disparará con su arco cubriéndose con la recua de mulas, apunta de manera un poco estúpida al Maestre, el menos hábil de los Northwood en combate, presa del nerviosismo sólo roza el antebrazo del Maestre que mueve su caballo hasta cubrirse con los guardias Northwood. Damian, él que estaba desatando los fardos, pelea con un guardia al que hiere muy levemente y con Nadine Northwood, que valientemente ha desenvainado su espada. Entre el guardia y la hija mayor del Lord Northwood dejan inconsciente y malherido al tal Damian. De los dos tipos a caballo, el que tiene pinta de estudioso sale a galope tendido hacia el sur, mientras el que tiene pinta de guerrero, Fausto, carga con su caballo hacia el combate. Igor le recibe con un espadazo al caballo que le tira por el suelo, el guerrero Fausto se levanta herido y encarando al capitán Northwood, ataca, Igor le para cogiendo la espada bastarda a dos manos, y de un certero mandoble parte cuello y clavícula de Fausto.

Entre los guardias y Edgar Northwood inmovilizan a Alwyn, el arquero. Mientras las hermanas, Nadine y Elisabeth intentan que Maese Bulón no escape, Nadine comienza a perseguirle, y Elisabeth le dispara un par de flechas, pero le cobarde ex-Maestre está fuera del alcance de su habilidad. Nadine con mejor caballo, por un momento parece que le va a dar caza, pero la ventaja se impone. Aun así Maese Bulón suelta un cuervo de una jaula que cuelga de su silla, en ese momento Elisabeth que lo ve, manda a su halcón cazar al cuervo. En menos de un minuto, el halcón trae su presa en el pico, y Nadine regresa con su caballo jadeando.

El grupo registra la carga de las mulas. Contiene palas, picos y palanquetas, cuerda... y varios sacos con antiguas armas de bronce con runas grabadas, en distintos estados de conservación, piezas de armadura de hierro y bronce, dagas y puntas de flecha de vidriagon... Interrogan a Alwyn que promete contar todo sino le matan (el Maestre Quentyn propone llevarle a él y a Girbeín a Castillo Cerwyn y hacerles vestir el negro).

Alwyn habla: son saqueadores de túmulos de los primeros hombres (que abundan por la zona). No saben lo que busca maese Bulón, pero ya han asaltado once túmulos de la zona conocida como Bosque de Piedras una fría llanura de la que brotan piedras blancas a una jornada de allí. Iban camino de Puerto Blanco ha entregar la carga, era el segundo viaje de Alwyn. También saben que otro compañero, al que llamaban Luc “el Flautista”, partió hacia el norte hace dos días, después de encontrar otras tablillas de bronce en un túmulo, a reunirse con otro grupo. Cuando Girbeín despierta intentan convencer al grupo de que ellos son unos simples “mandados”, que no saben nada... Al final a cambio de no entregarles a Lord Cerwyn les sacan que saben que trabajan para un tipo al que llaman Oven-Vulture, un hechicero de las Ciudades Libres que busca objetos antiguos con runas inscritas. Su destino, tal como indican las tablillas, es un túmulo en una zona conocida como Marcapies. Pero sólo Bulón sabe el lugar exacto. Y Bulón, un antiguo Maestre, es el único que ha escapado. Alwyn y Girbeín creen que los van a dejar libres, pero como planteo, Quentyn no van a entregarlos a Lord Cerwyn, sino a la Guardia de la Noche.

Mientras todo esto sucede Elisabeth lee la nota que llevaba el cuervo, luego de camino a Castillo Cerwyn se la lee también a sus hermanos, a su tío y al Maestre Quentyn:

“Magister Vader Suazil,
Hemos encontrado lo que
buscábamos, nos dirigimos
a Marcapíes, luego
cogeremos el “Vanidad Dorada”
y nos encontraremos donde
dijo Oven-Vulture.
Fdo: Maese Bulón.-“

Edgar propone llevar a los prisioneros al Castillo Cerwyn, es la opción más razonable y la adecuada ya que son sus tierras, y allí se ocuparán de entregarlos a la Guardia de la Noche cuando pase algún reclutador. Así también informarán al Lord Cerwyn de la pequeña intriga que se está fraguando en sus tierras.

Mientras cae la tarde y se pone el sol, llegan a Castillo Cerwyn. El grupo es recibido por el Maestre Sadrik en el patio de armas. Les ofrece pan y sal antes de conducirles a sus habitaciones. El Maestre Sadrik dice que se ocupará de los prisioneros y que si quieren hablar con Lord Cerwyn sobre lo sucedido en el camino lo hagan mejor mañana, ya que están esperándoles en el salón para cenar, mañana podrán tratar esos asuntos. En cualquier caso primero les acomoda en sus habitaciones y se cambian.

Se preparan y bajan a cenar al gran salón. Allí asiste toda la familia Cerwyn y algunos invitados. Lord Cerwyn y sus hijos Jonelle, Jane y Cley, el Maestre Sadrik y el anciano castellano de los Cerwyn, Ser Harry Hornwood; Ser Golber Cermont, vasallo de los Cerwyn con su mujer, Eleanor (su hijo Eszalo sirve como escudero en el castillo) y un famoso caballero errante Ser Jollen Darry que lleva varios meses en el castillo (Lord Medger le ha ofrecido entrar a su servicio pero él también aspira a la mano de lady Jane y a quedarse como castellano).

Nadine y sobre todo el Maestre Quentyn comienzan a hablar aquí y allá de las bondades de Edgar Northwood para que finalmente sea éste el prometido de Lady Jane Cerwyn. El Maestre de los Northwood flirtea a escondidas con la hermana mayor, Lady Jonelle. Mientras Lady Jane dije que si finalmente se promete con Edgar ella y las hermanas Northwood serán muy buenas amigas.

En cualquier caso el grupo está cansado y se retira pronto a sus aposentos, no sin antes haber sido invitados a la cacería del jabalí del siguiente día. Finalmente Edgar, Igor y Elisabeth aceptan, y el siguiente día formarán uno de los grupos de caza.

Esa noche Elisabeth tiene el siguiente sueño: “Sueñas con una colina redondeada, en su cima un viejo arciano, sus ojos están llorando lagrimas de sabia roja, la cara, por increíble que parezca, parece girarse y mirarte, una cabra cerca, come hierba, en ese momento un buitre enorme desciende y empieza a picotear los ojos del arciano… la cabra parece intentar cornear al buitre, pero en ese momento te despiertas...”

Y aquí se quedo la cosa, pronto más :)

Un noble saludo,
Ser Alvar Tormenta.-